31 octubre, 2019

A un año de su inauguración, el Banco de Leche Humana apunta a expandir su producción

El Banco de Leche Humana de la Provincia, dependiente del Ministerio de Salud Pública, cumple hoy su primer año al servicio de la comunidad. La institución, que funciona en el hospital Materno Neonatal “Eloísa Torrent de Vidal”, fue inaugurada por el gobernador Gustavo Valdés, junto al ministro de Salud Pública, Ricardo Cardozo, en el marco de una política enfocada en fortalecer el crecimiento y desarrollo de los bebés  recién nacidos internados, a través de la leche materna

A lo largo de su primer año de funcionamiento, el Banco de Leche Humana fue incorporando equipamiento de última generación y capacitando a su personal. Ahora apuesta a expandir su trabajo, en articulación con otros centros de salud, para producir más leche humana en óptimas condiciones para bebés que la requieran.

“Este es el octavo Banco de Leche Humana de la Argentina, es el último, el más nuevo y está dando sus primeros pasos. Solamente siete provincias más poseen Banco de Leche Humana y los correntinos hoy, y desde hace un año, tenemos esta posibilidad gracias a una política fuerte del Ministerio de Salud Pública y del Gobierno provincial, buscando la mejor alimentación nutricional para los bebés internados en la unidad de cuidados intensivos neonatal del hospital Eloísa Torrent de Vidal”, remarcó el coordinador del Banco de Leche Humana, Luis Azula.

Indicó: “Contamos con equipamiento de primer nivel y en este tiempo estuvimos realizando las pruebas de funcionamiento, ya que es importante ir paso a paso, porque se trata de la manipulación de la leche humana que las mamás nos donan”.

El funcionario explicó que en la actualidad, la institución lleva aproximadamente “40 litros de leche humana recolectada de mamás donantes internas y entre 5 y 6 litros de leche humana de donantes externas, que próximamente será pasteurizada con nuestro equipamiento”.

Metas

Azula dijo que, “teniendo en cuenta el ritmo de trabajo que estamos llevando, próximamente vamos a aumentar la cantidad de las donantes externas, que son las mamás que están con sus bebés en sus hogares y que, mediante un acto de amor, donan el excedente de leche que ellas producen y nosotros la recibimos, la analizamos, la procesamos y nos aseguramos que esté en condiciones óptimas para ser utilizada en la Neo, para los bebés que se encuentran internados”.

En este mismo sentido, dijo que “posteriormente avanzaremos en buscar centros de recolección, primero en las maternidades de la capital, como la del hospital Llano y también en las privadas, y el paso siguiente será en todos los hospitales de cabecera de la provincia. Es decir que cada una de estas instituciones contará con su centro  de recolección de leche humana”.

“El trabajo es día a día, es arduo, pero lo más importante es que contamos con un equipo profesional especializado y con equipamiento de última generación”, remarcó.