19 diciembre, 2019

Se realizó la primera pasteurización en el Banco de Leche Humana de la Provincia

El Banco de Leche Humana de la Provincia, dependiente del Ministerio de Salud Pública, realizó hoy su primera pasteurización de leche. Se trata de un hecho histórico, ya que a través de ese procedimiento se logra un producto natural en óptimas condiciones para alimentar a los bebes internados en el hospital Materno Neonatal “Eloísa Torrent de Vidal”, que por diferentes circunstancias no pueden recibir leche de sus propias madres.

Para lograr esto, el Gobierno provincial adquirió un equipo de pasteurización de última generación, para lo cual se debió capacitar durante meses al personal del Banco en manipulación de leche humana. La importancia de la pasteurización radica en que ese procedimiento destruye todos los agentes patógenos que pueda contener la leche. De esta manera, el producto que llega a la boca de los bebés internados, se encuentra en óptimas condiciones y es leche humana.

“Esto es posible gracias a la decisión que tomó el Gobierno de la provincia a través del Ministerio de Salud Pública. Yo quiero agradecer públicamente al señor gobernador Gustavo Valdés y al señor ministro Ricardo Cardozo y a todo su equipo porque pusieron mucho empeño en llevar adelante este servicio, que es el octavo Banco de Leche Humana que hay en el país”, el coordinador del Banco de Leche Humana, Luis Azula.

“Hoy es un día que lo vamos recordar, ya que estamos realizando la primera pasteurización de leche humana, que será utilizada para alimentar a los bebés que se encuentran internados aquí”, indicó y agregó que “durante todo este tiempo nos estuvimos preparando, equipando el servicio, capacitando al personal para esto y hoy, llegó el día”.

Remarcó que todo el personal “se ha capacitado con la Red de Bancos de Leche Humana de Brasil y cuentan con la certificación que acredita que son especialistas en manipulación de leche humana”.

En cuanto a la importancia de la pasteurización, Azula explicó: “Nosotros contamos con dos grupos de mamás, las donantes internas que son las que se extraen leche para sus bebés internados y nosotros lo que hacemos es conservar esa leche en condiciones óptimas para cuando lo requieran y, por otro lado, las donantes externas, que son las mamás que se encuentran en sus domicilios con sus bebés y que donan el excedente de leche que producen al Banco de Leche Humana”.

“Esta leche de las donantes externas, es la que nosotros buscamos y una vez que llega al Banco, se cumple con una serie de procesos, que van desde observar las características físicas y químicas, para eso contamos con un laboratorio totalmente equipado, después de esto, pasamos a la pasteurización, con lo cual nos aseguramos de destruir toda la flora patógena que tiene esa leche, ya que se puede contaminar, y luego ya está en condiciones aptas para los bebes internados”, agregó.