Salud Pública continúa con las actividades de prevención de enfermedades vectoriales

16 enero, 2020

Teniendo en cuenta las altas temperaturas, se insiste en la eliminación de los recipientes que acumulan agua, posibles criaderos de mosquitos, y el uso de repelentes, entre otras medidas. El equipo de la cartera sanitaria provincial realizó hoy tareas preventivas en el Anfiteatro Cocomarola, en el camping de Puente Pexoa, en Riachuelo, y en el Corsódromo Nolo Alias. Además, continuaron las reuniones de comisiones en Bella Vista, Saladas, Mburucuyá, Caá Catí y San Miguel.

El Ministerio de Salud Pública de la Provincia, a cargo de Ricardo Cardozo, continúa realizando tareas de prevención para evitar Dengue, Zika y Chikungunya. El ordenamiento ambiental, la limpieza de patios y de espacios comunes, eliminando todos los posibles criaderos, y el uso de repelente, son medidas fundamentes para evitar estas enfermedades.

Al respecto,  la coordinadora del Plan Provincial de Lucha Contra el Dengue, Angelina Bobadilla detalló: “En Capital hoy las brigadas de Control de Vectores iniciaron a las 6 am con el primer ciclo de fumigación en el Anfiteatro “Mario del Tránsito Cocomarola”, posteriormente en el camping de Puente Pexoa y de Riachuelo, en el marco de la Fiesta Nacional del Chamamé, y consecutivamente realizaron la tarea en el Corsódromo Nolo Alias”

“Los ciclos de fumigación se llevan adelante durante las primeras horas de la mañana o al atardecer, ya que son las horas de mayor actividad del vector. Las brigadas de control de vectores de la Provincia,  trabajan junto a la base de Nación, realizan fumigación con máquina pesada, motomochilas y termonieblas; es importante aclarar que esta tarea está recomendada ante bloqueos por casos o cuando hay gran movimiento de personas como en estos eventos de verano”, especificó Bobadilla.

Asimismo, informó que “de manera simultánea hoy llegamos a Bella Vista, Saladas, Mburucuyá, Caá Catí y San Miguel”. En estas localidades se trabajó en la conformación de comisiones con el equipo de salud, junto a los municipios y el apoyo de distintas instituciones para que cada ciudad esté preparada ante la notificación de la sospecha de casos. El plan contempla tareas de prevención, control y vigilancia de vectores, diagnóstico, tratamiento y el seguimiento de pacientes, por supuesto con el compromiso de cada comunidad local”.